NO DESCUIDES TU SALVACION 1ª PARTE

NO DESCUIDES TU SALVACION 1ª PARTE

1 Pedro 4:18 -  18 Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?

Introducción: La Salvación es el tesoro más valioso que el hombre puede llegar a tener. El precio que el Señor Jesús tubo que pagar por nuestra salvación fue muy alto por lo tanto nosotros debemos valorarlo.

1.     La Salvación es un tesoro puesto en vasijas de barro, ósea tu y yo

2 Corintios 4:6-7  - 6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.    7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

2.     Ahora como creyentes no podemos descuidarnos en cuanto a nuestra salvación, no podemos distraernos en el camino porque seria muy peligroso.

Hebreos 2:1-3  -  1 Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.             2 Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

3.     Hoy mucha gente prefirió los deseos que el mundo y la carne ofrecen y descuidaron su salvación y en esto hay un engaño del enemigo, porque todo lo que el mundo y la carne ofrecen es pasajero y muchos se olvidan de esto.

1 Juan 2:17 -  17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 

4.     Ahora el deseo por ser salvo hay que cuidarlo y fortalecerlo cada día, porque si no se aviva ese deseo por ser salvo se va apagando.

Filipenses 2:12  12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,

 

v Como nos ocupamos en nuestra salvación

-         Orando

-         Ayunando

-         Congregándonos

-         Meditando en la Palabra de Dios

-         Obedeciendo

-         Siendo sinceros

-         Reconociendo nuestras debilidades ante Dios

-         Dando un buen testimonio de Jesucristo

 

5.     Ahora ¿se puede perder la salvación? Preste atención, el Señor pago para que tu y yo fuésemos salvos ese es el deseo de Dios.

2 Pedro 3:9  - 9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

La salvación es una puerta que el Señor nos ha dejado para que entrando por ella lleguemos a la vida eterna.

Mateo 7:14 -  14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Mateo 7:13  -  13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

Conclusión: Por lo tanto la salvación no se pierde, se pierde el que se aleja de la puerta que lleva a la vida eterna, la puerta angosta es la salvación y la puerta ancha es el mundo y sus deseos.

 

CUAL QUIERES TU ESCOGER

 

 
Publicidad
 
 
Hoy habia 5 visitantes (19 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=